Akira – Katsuhiro Otomo y su visión del hombre.

Akira es la adaptación de un manga homónimo, creado por  Katsuhiro Otomo, dibujante, director de animé y guionista. El manga fue creado en 1982, y la película (que también fue dirigida por Otomo), nació en 1988.

Akira nos adentra a un universo futurista (una fenomenal ciencia ficción) donde la tercera guerra mundial se ha gestado, y Tokio ha sufrido un genocidio y su destrucción total. Allí, años más tarde, en la Neo-Tokio, una ciudad represiva, deshecha, y con ciudadanos que continuamente generan una posible guerra civil, Kaneda y Tetsuo viven en rebeldía, liderando un grupo de motociclistas que realizan actos de vandalismo en toda la región.

En este contexto, un grupo de  científicos ha reanudado por orden del ejército un experimento para encontrar a individuos que puedan controlar el arma definitiva: una fuerza denominada “la energía absoluta”.

La película sufre de algunos deus ex machina” (forzados del guión). Esto es comprensible, ya que el animé se filmó antes de que el propio manga finalizara. Por lo tanto, Otomo tuvo que obligar al manga a adaptarse al argumento.

Sin embargo, muchísimas películas sufren estos fenómenos, y muchas veces, son inevitables. Además, Otomo hace una joya de animé con su magistral manga (siempre voy a poner al manga/comic antes que al animé/película).

En un principio se trata de un universo dentro de todo, posible. Yo diría esperable debido a la dañina actitud del hombre. El japonés imagina una realidad gigantesca en el manga, y como pasa siempre, tiene más tiempo para profundizarla y desarrollarla. Uno diría que en el animé algunos detalles pueden perderse, y aunque así sucede, la naturaleza del mundo donde viven Kaneda y Tetsuo no se pierde.

El humano, siempre enfermo en su necesidad de poder, lucha por esta nueva energía (espiritual/psíquica), en su ambición de dominar a sus iguales. El argumento se transforma gradualmente en una ficción donde ocurren metamorfosis espeluznantes y reacciones físicamente imposibles.

El guión avanza cuestionando el propio desarrollo intelectual del hombre. Luego, comienza a tocar otras temáticas y a abordar conceptos más complicados. Personalmente, mientras veía esta película, cree un vínculo con la ciencia ficción de Kubrick: “2001: Odisea del espacio”. Las dos, aunque inmensamente diferentes en sus formas, ejemplifican la evolución del hombre según la teoría nietzscheana.

En ambas, el hombre es imperfecto (está increíblemente lejos de la perfección). Y en las dos también, surge un nuevo individuo que es una suerte de eslabón perdido, entre el humano mediocre y una nueva fase del humano: el superhombre.

El mismo animé hace gala de una animación impresionante. Desde autos explotando, motos andando a grandes velocidades, o transformaciónes físicas imposibles, hacia el final, se torna alucinante.

Cabe resaltar la dura crítica social que Otomo lleva a cabo tanto en el manga como en el animé. La ciudad de Neo-Tokio es una pequeña maqueta de nuestro mundo, y su sociedad, la población mundial. Mientras la ciudad japonesa parece sostenerse y evolucionar, conviertiéndose en una metrópoli desarrollada tecnológica y civilizadamente, en las calles se puede observar como la naturaleza humana llega a sus extremos más horribles.

Otomo relaciona esta nueva sociedad con la sociedad norteamericana, y occidental en general. La cultura japonesa se vio gravemente influenciada por la cultura “blanca”. Sobre todo luego de las bombas a Hiroshima y Nagasaki (posible relación con la destrucción de Tokio).

La propia estructura de la sociedad, el “sistema” esta violado desde su inicio. En las propias escuelas, la  indisciplina no es corregida correctamente. Las bases están rotas, y sin esos cimientos, la sociedad nunca puede evolucionar positivamente.

Anuncios

Acerca de Franco
Estudio Letras. Soy amante del cine y escribo sobre las películas que veo, cosas que leo, y sobre otros asuntos. Si te gusta el blog, sentite invitado a comentar.

Dame tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: