Curar las heridas, encenderse de amor, y rezar.

Dependiendo del entorno donde crezca, de los fenómenos que influyan en su desarrollo, o del mismo azar que maneja los hilos de la vida, cada persona crece sabiendo expresar su interior de diferentes formas.

En mi caso, las palabras siempre me han significado una fuente de existencia tan basta como la misma imaginación del que escribe.

Por eso, como otras veces he expresado interés, indignación o simple felicidad:

La indómita luz

Se hizo carne en mí

Y lo dejé todo por esta soledad.

Y leo revistas

En la tempestad

Hice el sacrificio

Abracé la cruz al amanecer.

Rezo, rezo, rezo, rezo.

Morí sin morir

Y me abracé al dolor

Y lo dejé todo por esta soledad

Ya se hizo de noche

Y ahora estoy aquí

Mi cuerpo se cae

Sólo veo la cruz al amanecer.

Rezo, rezo, rezo, rezo por vos.

Y curé mis heridas

Y me encendí de amor

Y quemé las cortinas

Y me encendí de amor, de amor sagrado.

Y entonces rezo.

 

En una tranquilidad que muchas veces parece eterna, y muchas otras parece falsa, vivimos, esclavos del tiempo, de la continuidad, que hace todo efímero en la vida. Esa indómita luz se burla de nuestra idea de control. La falsa sensación de dominio sobre la realidad acude a nuestra razón aún en los momentos donde la tempestad se avecina; y cuando llega, solo podemos leer una revista, extraviar nuestra mente en el desvarío, retardar (más nunca detener) el dolor, al cual, hacia el final, aceptamos y tomamos como nuestro. Muertos sin haber muerto, luchamos contra aquella fuerza total, hasta que caemos en aquella odiosa aceptación, nos encendemos de amor, y con ese amor calmamos los dolores. Y entonces rezamos.

Anuncios

Acerca de Franco
Estudio Letras. Soy amante del cine y escribo sobre las películas que veo, cosas que leo, y sobre otros asuntos. Si te gusta el blog, sentite invitado a comentar.

One Response to Curar las heridas, encenderse de amor, y rezar.

  1. Adriana Beascoechea says:

    Las heridas se curan,las tempestades, hasta la más furiosa, cesan, la muerte se vence, cuando nuestras palabras,nuestros pensamientos,lo que supimos ser, nos sobrevive. Y esa es la victoria sobre la muerte :lo que dejamos tras nosotros
    Y cuando el cuerpo cae y solo podemos ver una cruz en la penumbra, es ese camino de amor que supimos transitar lo que queda iluminando a los que siguen.Vos ya nos estás iluminando. Gracias!!
    …en medio de la muerte, en plena luz…SR

Dame tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: