Análisis de los viernes: The Wolverine (2013) – ¿La última decepción?

“En una historia alterna a X-Men Origins: Wolverine (2009), y continuando la historia de Wolverine luego de asesinar a su amada Jean Grey (X-Men. La decisión final -2006-), Logan es convocado a Japón para despedir a un viejo amigo a punto de morir. El protagonista se ve envuelto en una guerra que relaciona a la mafia Yakusa y los samurais, y entre tanto, su capacidad regenerativa es anulada, por lo que se ve enfrentado al conflicto moral y físico de renunciar a su inmortalidad o recuperarla, y de encontrar un sentido a la vida luego de la muerte de Jean.”

(Trailer bastante respetable)

El cine de X-Men nunca fue de mi total aceptación. No conozco con gran intensidad las variantes de la historia que hay en los comics, pero manejo un poco el tronco principal de la cronología de los mutantes.

Habiendo dicho esto, creo que, si alguno de los directores que se han hecho de la franquicia realizó un trabajo respetable, ha sido Matthew Vaughn en la última X-Men: Primera generación (2011). Sin duda que la influencia de Bryan Singer es positiva a la saga, aunque aquellas que ha dirigido no me parecen buenas.

Lobezno Inmortal, o más simplemente, The Wolverine, sigue una linea de sucesos que pertenecen al universo del filme de Vaughn, y que están directamente relacionados con él. Esto de primera me parece un buen signo, ya que la historia alternativa de X-Men Origins: Wolverine es un error de principio a fin, y veo como buena acción haberla descartado para mantener un hilo cronológico coherente con la serie de filmes que inició Vaughn, lo mejor logrado hasta ahora.

Entrando en el filme en cuestión, podemos ver que los primeros treinta minutos de la película son muy entretenidos (la primera escena es la más espectacular que he visto en toda la saga). Sin embargo, a medida que la cinta y la historia avanzan, la narrativa se va hundiendo poco a poco, y cae en lo monótono para cuando nos enfrentamos a un segundo acto.

(spoilers) La primera media hora de la película es buena. No muestra solo la intensidad del fuego de Nagazaki, sino que presenta a un Wolverine distinto: su motivación es la misma (la inmortalidad es una condena ya que está destinado a acumular sufrimiento y no poder descansar jamás), pero la forma de encarar al personaje es distinta, tal vez la idea de un Wolverine reflexivo que tiene James Mangold no es tan trillada como lo ha sido en otros directores, y tal vez, Mangold entiende que la reflexión y la acción bien pensada pueden ir de la mano. (fin de los spoilers).

Sin embargo, cuando la trama avanza a un segundo acto, comienza a desarrollarse una historia de amor poco lúcida, sin profundidad, sin lógica, que no comienza en ningún lado y que no termina en ningún lado. A medida que esta parte de la historia se desarrolla la acción decae, perdemos al Wolverine reflexivo, al antiheroe, y obtenemos un Lobezno que parece una caricatura.

La perdida sustancial del protagonista y la falta de desarrollo de cualquier otro personaje (prácticamente ninguna actuación es rescatable en este filme, siendo la de Hugh Jackman algo siempre visto) llevan el resto de la película a un inminente fracaso, que ni la animación estrambótica y poco agradable, ni los ninjas pueden salvar. La acción, que en un principio era uno de los pilares del filme, se derrumba irremediablemente.

wolverine inmortal

Avanzamos entonces más adentro hacia el trama, cuando el director pierde una visión ordenada de los actos. Los sucesos se dan de forma despelotada, los villanos son básicos y sin una motivación o psicología fuerte (ninguno causa ningún tipo de sensación), y aquello que llevaría a Logan a un extremo mental y físico termina siendo un chiste inconsecuente.

Hacia el resto de la producción puedo decir, excelente trabajo en la primera escena. Recomiendo ver la primera secuencia y la que aparece luego de los créditos y usar esta última como un teaser para el próximo trabajo de Singer con X-Men: Days of Future Past (2014), donde, esperemos, habrá un tratamiento positivo de este genial personaje, que se lo merece. Esperemos que esta sea la última decepción por parte de la franquicia. Un 5/10 para el Wolverine japonés.

5 estrellas

The Avengers: El universo de Marvel.

Esta entrada se hizo desear por un tiempo, pero como toda producción personal o independiente, está expuesto a los problemas o cualquier causa, sea cual sea, que me saque tiempo.

El otro día fui a ver The Avengers con la misma expectativa que tenía cuando escribí esto. No soy tan geek como quiero parecer, y no conozco tanto de comics como me gustaría conocer, por lo cual, mi punto de vista es meramente sobre la película como película, y no como adaptación.

Comencemos, antes de meternos en el mismo cuerpo, es decir, en las cámaras, con la pre-producción increiblemente gigante que tuvo esta película. No solo por las campañas publicitarias que la dieron a conocer en la mayoría de la cultura occidental, si no en la serie de cinco películas que funcionan como introductoras al universo de Los Vengadores.

Avengers assemble!

La cinta de Whedon es inteligente, en cuanto a que cumple con los aspectos necesarios para que The Avengers sea una buena película. Con tanta expectativa anterior, todos los que seguimos la producción de esta película sabíamos lo que esperábamos de ella, y lo que queríamos que lograra Whedon para poder disfrutarla.

Los ingredientes que son necesarios para una buena Avengers, entre tanto, son: una actuación esperada por parte del elenco (Thor y Capitán América como los héroes de hombría y con un fuerte sentido del honor, Iron Man, el simpático, carismático y elocuente héroe desinteresado, que realiza el último y mas grande sacrificio al final, para reivindicar su imagen, y un par de etcéteras más); la relación e interacción de los héroes, como fuerzas inmensas que chocan sin entenderse y culminan trabajando juntas y empujando para un mismo lugar; la anonadante realización de las escenas en computadora, como la invasión del ejército de Loki, o la pelea entre IronMan, Thor y Capitán América; el papel de Loki como un personaje interesante.

Algunos SPOILERS: Entre estos puntos, uno flaquea de forma bastante notable, y es el papel de Loki. La actuación de Tom Hiddleston es impecable y con una personalidad muy bien creada. El problema no yace en el actor, si no en el personaje. Veo a Loki como un enemigo muy perfil bajo, en el sentido de que no presenta ninguna amenaza para Los Vengadores. Su ejército es pobre y muy fácil de derrotar, su propio poder no supera al de su hermano, mucho menos, al de todos los superhéroes juntos, y su supuesta arma secreta, que constaba en utilizar a Hulk para sus beneficios, nunca se lleva a cabo con claridad, y su plan queda en la nada.

Por esto digo que la película trata, no mayormente, si no, solamente, sobre la interacción, peleas y amistades entre los propios héroes, y los externos son solo decoraciones que se olvidan rápidamente.

Mpas SPOILERS: Uno de los factores positivos e inesperados, respecto a los personajes, es el Hulk de Mark Ruffalo. Es genial el protagonismo y el nuevo enfoque que le da Whedon al personaje: resalta más la genialidad del doctor, se concentra en crear mucho más un personaje, una personalidad, y no solo una sombra de la bestia verde y violenta. Como un plus, Hulk tiene un par de escenas que se roban la película, aún más, a mi parecer, que Downey Jr.

Hulk, smash!

The Avengers en suma es, una película predecible, pero muy satisfactoria. Con algunos puntos bajos, sobre todo el papel de Loki, y algunos altos, como el nuevo Bruce Banner. Marvel, de la mano de Whedon, logra complacer a ambos: geeks y no tan geeks, creando un verdadero universo para Los Vengadores, o, realizando un largometraje muy entretenido y heterogéneo para el pochoclero de turno.

The avengers: la gran conmoción.

Como -absolutamente- todo el mundo sabe, Los Vengadores saldrán en Mayo, acá en Argentina, y junto a esta producción de Marvel, vienen, implícitos, los deseos y esperanzas de muchísimos nerds geeks de que esta sea, por lo menos, una obra memorable.

Al ser una producción excesivamente comercial, existe propaganda en exceso, anuncios, videos, y con todo eso, expectativas.

Antes de hablar al respecto, quiero aclarar que no soy más que un conocido de los comics, y estaré hablando desde un punto de vista puramente cinéfilo.

He visto 3 de las 5 “precuelas” de The Avengers (si contamos a Iron Man 2 como una), y la mayoría me han parecido muy satisfactorias.

Comenzando por Iron Man, yo creo, la mejor pensada y lograda (sobre todo por Robert Downey Jr.). Capitán América tiene algunos defectos, principalmente, la falta de evolución del personaje de Chris Evans, y Thor es la que menos me convenció, personalmente, aunque no es para nada mala.

Sin embargo, y aunque he disfrutado mirando estas películas, siempre pensé que los personajes harían un gran filme juntos. No son realmente personajes que puedan mantenerse de gran manera solos, pero haciéndolos interactuar (y confío que Joss Whedon lo hará bien), agregándole algo de acción y un villano tan genial como el Loki de Tom Hiddleston, se podría lograr una muy buena película.

Sobre el trailer mucho no hay que decir que ya lo halla mencionado. La idea de la interacción entre los héroes (siendo protagonista Ironman), de Loki como villano, y los terribles efectos que te muestran resultan en un entusiasmo saludable.

¿Qué pensás que saldrá de este derroche monetario con forma de película? ¿Podrá Marvel gustar a todos, incluidos esnobs?

Thor – La gran leyenda americanizada.

Kenneth Branagh, director de Enrique VHamlet y la más reciente Valkiria lanza un proyecto de filmación que comienza en Enero de 2010, y busca de alguna manera (no lo veo sencillo) relatar una historia sobre este hito de personaje que es Thor.

Comenzando por la primicia de que esta es una historia ancestral muy tergiversada, Branagh tiene la muy jodida tarea de filmar, atado a los parámetros del cine occidental, una historia que se convirtió en leyenda y luego en comic. Por eso, bajo el ya tan molesto nombre de Marvel, Thor empieza su filmación, eligiendo como protagonistas a Chris Hemsworth (muchacho que hizo un papel muy secundario en la nueva Star Trek), Anthony Hopkins (ídolo) y Natalie Portman (que hace el papel de mujer de la historia).

Como dije anteriormente, Kenneth está atado (por así decirlo) a una forma de cine que choca con los orígenes de la leyenda de Thor. Sin embargo, esta no es la primera vez que esta historia se “americaniza”. En Agosto de 1962 Stan Lee y Jack Kirby, darían a conocer por primera vez al dios nórdico en nuestras tierras, con el famoso comic homónimo que le dio su nombre.

Esta batalla entre occidente y tradición puede, para algunos, haber sido opacada por el muy buen comic que Marvel tiene a su nombre. En mi opinión, es casi imposible simplemente eliminar la forma en la cual una historia tan rica,  se va cambiando tan lentamente, se le pone etiqueta, y como todo al parecer, se la vende en masa a la gente.

De todas maneras y tratando de dejar mis prejuicios de lado por un momento, creo que es una buena película, sujeto claro a la imagen que la gente, Marvel, y la proxima “The Avengers” espera de Thor.

La elección de Hemnsworth es natural, casi trivial. Cumple con lo que se espera de el, y recrea de alguna manera a un Thor heroico y muy americanizado. Hopkins, actor al que le tengo un gran respeto, da vida a Odin, personaje que es minimizado a una posición siempre presente en todo filme de Marvel. Por último, Natalie (hermosa) actúa de mujer (en todas estas películas es casi odioso como estereotipan a la mujer a un rol determinado, del cual no sale).

A veces la increíble digitalización de Asgard se vuelve casi grosera. Se utiliza en exceso y termina provocando un poco de repulsión ante tanta computadora.

La historia está bien llevada. Me parece (ya que no soy para nada fanático ni conocedor a pleno del comic) que los sucesos originales de la historieta están bastante retorcidos, aunque es entendible. El argumento es desarrollado de forma estable, no se pierde desmedidamente en ningún momento, y aunque a veces está manchado por un par de elementos que llegan a molestar, es atrapante.

En la línea de cine de Marvel, es una de las más entretenidas y prometedoras que he visto. No es comparable con otro tipo de filme, pero es muy respetable como película de acción y aventuras al mejor estilo superheroe norteamericano.

A %d blogueros les gusta esto: